La propuesta de proyecto para la Nueva Residencia del Embajador en Marruecos pretende que sea una muestra de la arquitectura española de la actualidad, recuperando elementos arquitectónicos procedentes de la cultura española. Otro objetivo es adecuarse a la presencia del arbolado original, evitando la tala de los ejemplares de mayor tamaño. Un número significativo quedarían inscritos dentro de los patios que se abren en el edificio. Se tiene en cuenta la cuestión de la sostenibilidad y el bioclimatismo, dando lugar a una solución donde la cuestión bioclimática tenga una importancia de primer orden.