Se trata de una nueva pieza arquitectónica que se introduce en el barrio histórico de Tianjin. Se usan los mismos materiales que las edificaciones de alrededor aunque estos son usados de una manera más abstracta y simplificada; una de las características de la arquitectura moderna. Se establece un diálogo entre las cornisas, las molduras, las dimensiones de ventanas y el tamaño y proporciones con un lenguaje arquitectónico diferente